Archive | December 2013

El futuro de Socialismo es Libertad.

Esta misma tarde cruzaba unas palabras con SocialismoEsLibertad en Twitter  y cuando les propuse que la idea de presentar candidatura a las primarias del PSOE no era ninguna tontería, me respondieron que su debate era el de proponer ideas y que esperaban que algún candidato asumiera las ideas de Socialismo es Libertad para presentarlas como programa en las primarias.

En mi opinión, mantener esa postura es la peor decisión que se puede tomar. Si se me permite, hablaré a partir de ahora de Socialismo es Libertad (SEL) en primera persona, ya que me considero partidario de casi todo lo que proponen y al fin y al cabo he firmado el manifiesto de adhesión.

Somos un grupo de personas, preocupadas por el partido y por el país, que quiere que el PSOE cambie de rumbo, y deje de girar a la izquierda y al fin y al cabo deje de proponer cosas absurdas y de intentar volver al pasado. Para ello, se proponen una serie de cambios y de ideas pero hasta ahora el debate se ha quedado ahí, en las ideas. Lo cual está bien; de hecho, me gustaría incluso que se profundizase aún más y yo sería el primero en participar. Sin embargo, el primer error que cometemos, viene en quedarse ahí. No es la primera vez que se proponen cambios sensatos en España y estos no se llevan a cabo, principalmente por cuestiones políticas. Y creo que para que estos cambios se hagan de verdad, hay que romper con eso. Los que proponemos los cambios debemos intentar conseguir el poder político para llevarlos a cabo, no vale con quedarse solo en el terreno de las propuestas.

Ojo, no estoy diciendo que haya que obviar el terreno intelectual y el debate de propuestas, ni muchísimo menos. A eso volveré más adelante. Creo sinceramente que el hecho de que SEL presente su propio candidato a las primarias es una buena idea, por un motivo principal:

El motivo tiene que ver con las primarias en sí. Hay dos maneras posibles en las que se puede desarrollar el proceso de primarias. La primera, y la más probable, como se ha escrito en la página web es que las primarias no sean un proceso muy abierto, y acaben siendo bastante controladas por la dirección del partido. Esto no es buena noticia, ya que un candidato elegido en un proceso controlado (el mismo Rubalcaba podría salir elegido perfectamente) no supondría una renovación real, y difícilmente aceptaría propuestas como el contrato único o reformas fiscales o educativas serias como las que proponemos. La segunda posibilidad es que las primarias sean un proceso realmente abierto y democrático y que haya una renovación dentro del partido. Aun descartando que es lo menos probable que puede ocurrir, tampoco podemos asegurar que el nuevo candidato salido de ese proceso vaya a aceptar propuestas serias, y bien podría centrar su discurso en cosas como reclamar una república (como parece que le piden sus bases últimamente) o girar más a la izquierda o peor aún, hacia el pasado, como viene haciendo últimamente.

Si las primarias resultan cerradas y controladas, al menos presentar nuestra candidatura llamará la atención (la victoria sería totalmente imposible en este escenario), no sólo social sino también política, aunque sea de manera limitada. Más gente escuchando nuestras propuestas y debatiendo, puede que entre ellas políticos con responsabilidad en el partido. Es lo mínimo que se puede hacer. Si las primarias resultan abiertas, no sólo habría más opciones de ganar (aunque seria muy difícil, teniendo en cuenta el poco de tiempo de vida y alcance de SEL aún) sino que habría más posibilidades de que el candidato elegido y las nuevas caras del partido escucharan con más atención nuestras propuestas.

Mientras llega el día de las primarias, sería un buen momento para elegir candidato y profundizar en las propuestas. Sé que el calendario de las primarias se fija el 18 de enero. Pero teniendo en cuenta que lo elige la dirección del partido, no van a ser al día siguiente precisamente, habrá muchos meses para pensar en un candidato propio y en profundizar programa.

Pensar que un candidato totalmente nuevo va a caer del cielo y va a comprar nuestras propuestas, sobre todo teniendo en cuenta como pintan las primarias, y como funciona la selección de élites de los partidos en general, es un plan que no me acaba de convencer. Es otro motivo por el que presentarse a las primarias no es mala idea, porque no hay nada que perder.

Terminaré con una reflexión personal. Personalmente estoy harto de como funciona la política española, y el país en general. Desde el sistema electoral, el mercado laboral o el sistema educativo, hasta la justicia, pasando por el sector energético o el sistema fiscal y cualquier otro sector que se nos pueda ocurrir. Porque en España siempre falla algo. Mires donde mires, hay un fallo de gestión descomunal, mala planificación, regulación absurda o cosas peores, como corrupción. Y si realmente se quiere cambiar eso, no vale solo con buenas intenciones, sino que hay que pasar a la práctica. Y creo que un fallo que se comete en España es que hay una falta de ambición a la hora de querer cambiar las cosas, a la hora de conseguir poder político para poder cambiarlas. Sé que la política es un mundo difícil, y conseguir que algo tan sensato como el contrato único, solo por poner un ejemplo, que ahora es despreciado por todos, se conviera en la forma de contratación por defecto en España es una tarea titánica. Pero también creo que nuestros hijos merecen un país mejor, y que este país puede ser algo más que un actor mediocre en el panorama europeo e internacional. A mi también se me crea en la cabeza una mezcla de sentimientos cada vez que pienso en todas las oportunidades que ha perdido España para ser un buen país: Rabia, odio, desesperación, tristeza. Por eso quiero cambiar las cosas. Por eso me afilié esta misma tarde al PSOE y a Socialismo es Libertad. Para dar el primer paso, que es el de proponer los cambios.

Pero no quiero que sea el último.

Advertisements